FILTRA TECH
 
 

 
 
 
 
 

PROFILACT
Banco de Carbón Activado

 
 

BANCO DE FILTROS DEPURADORES DE AIRE CON CARBÓN ACTIVADO

Características

El número de charolas que contiene varia en el tamaño y capacidad del mismo, pudiendo operar de 1.85m/seg a 2.5m/seg (375 a 500 p.p.m)

Los bancos incluyen canales con prefiltros con espesor de 2”, pudiendo tener filtros a la salida del aire para mejorar la eficiencia en polvos.

Las caídas de presión son de 5.1 mm (0.2”), columna de agua para una velocidad de aire de 1.87 m/seg y 7.6 mm (0.3”) columna de agua para una velocidad de aire de 2.5 m/seg.

La alta calidad del carbón activado utilizado permite controlar la contaminación tanto a niveles de seguridad como confort, manteniendo su capacidad adsorbente constante a lo largo de su vida útil.

Las moléculas de gases, vapores, humos y olores contenidos en el aire se adhieren a las superficies de los granos de carbón activado con el que entran en contacto.

Como 1.0 Kgs de carbón activado que contiene más de 1 000 000 m2 de superficie se podrá adsorber más de 0.5 Kgs de dichos contaminantes antes de saturarse.

Su uso permite introducir o descargar aire que anteriormente era objetable.

 

Características

El cuerpo y estructura es de lámina galvanizada, contiene un empaque perimetral de hule para asegurar su hermeticidad. Los alojamientos para las charolas están considerados de 24×24” y 24×12” por las profundidades requeridas.

Existen alojamientos para prefiltros de 24x24x2” y para filtros finales sobre pedido para aumentar la eficiencia de captación de partículas sólidas si así se requiere, además se pueden fabricar en otras dimensiones.

En casos especiales, la protección exterior es a base de primer cromato de zinc, epóxica, esmaltes anticorrosivos, etc. Además se pueden agregar aislamientos a base de fibra de vidrio con cubierta de lámina galvanizada

Puede fabricarse totalmente en acero inoxidable.
 

Aplicaciones

El banco PROFILACT para depuración de aire a base de carbón activado está diseñado para alojar cualquier marca de charolas y filtros.

Su instalación en sistemas de aire acondicionado, extracción o ventilación es sumamente sencilla, logrando una instalación más amplia y profesional, dejando obsoletos los bancos de filtros hechizos en obra.
 

Eficiencia del carbón activado

 
Los filtros de aire que incorporan charolas de carbón activado para control de olores son cada día más y más especificadas en sistemas de manejo de aire tanto comercial como industrial, y en instituciones de cualquier tipo.

Estos filtros se pueden utilizar en cualquier lugar que se quiera que el humo, olores y gases afecten la salud y el confort persona, así como la calidad y preservación de los productos, por ejemplo; el aire a través de filtros de carbón activado para retardar descomposición de frutas, flores, en restaurantes para evitar que los alimentos se impregnen de olores desagradables y la carne no se obscurezca.
 
El carbón activado adsorbe virtualmente todos los vapores orgánicos y muchos compuestos inorgánicos. Su capacidad para remover olores varia con la concentración del gas en el aire, la humedad, la temperatura y la velocidad a la cual el gas oloroso pasa a través del carbón

La capacidad relativa de retención del carbón activado se ha clasificado en 4 categorías, basadas en la remoción de la sustancia de concentración diluidas tal como se encuentran en aplicaciones de purificación y recuperación de aire considerando una temperatura máxima de aire de 37.8 oC como se describe a continuación:
 
 
Categoría A
El carbón activado tiene alta capacidad e incluye la mayoría de las sustancias olorosas de las cuales pueden retener entre 20 y 50% en relación al peso del carbón activado en el filtro.
 
Categoría B
El carbón activado tiene una capacidad satisfactoria para sustancias que a continuación se enlistaran, reteniendo alrededor del 10 al 25% de su propio peso
 
Categoría C
Este grupo incluye sustancias que no son altamente absorbidas por el carbón activado, pero pueden ser recogidas en cantidades suficientes para un buen servicio bajo condiciones particulares.

En esta clase intermedia, el carbón activado puede remover algunos materiales, pero otros no, (incluyendo el amoniaco, aminas y dióxido de sulfuro) dependiendo de las circunstancias
 
Categoría D
En este grupo la capacidad de absorción es baja para los siguientes materiales; carbón, dióxido y monóxido de carbono.

El carbón activado es prescindible para remover estos materiales bajo las más inusuales circunstancias.
 
Para poder mejorar la eficiencia de retención con carbón activado en función del tipo de contaminante, se tienen opciones en cuanto a la composición en la fabricación del carbón que puede ser de tipo: mineral, natural, con medias químicas impregnadas, etc.